Zamenhof.info

Breve biografía de Zamenhof

Ludwik Lejzer Zamenhof (conocido en Esperanto como Ludoviko Lazaro Zamenhof) nació el 15 de diciembre de 1859 en Ulica Zielona ("Calle Verde) en la urbo Białystok, la cual se situaba en el entonces Imperio Ruso (actualmente Polonia). Sus padres fueron Mordechai Mark Zamenhof y Rozalia Zamenhof. Su padre era profesor de francés y alemán y también enseñaba geografía. Hablaba con su hijo en ruso, lengua en la que estudió Ludoviko. La madre, ama de casa, hablaba con su hijo en yidish. Desde su infancia Ludoviko mostró amor por las lenguas. De niño soñaba ser un gran escritor en ruso y escribía diversos versos e incluso una tragedia de 5 actos. Posteriormente, ya adulto, en una de sus cartas escribió, que el hablaba fluidamente tres idiomas (ruso, polaco, alemán); el francés lo leía con fluidez, pero lo hablaba poco y mal. Durante su vida llegó a aprender alrededor de otros ocho idiomas.

El medio donde nació y creció Zamenhof no puede ser llamado fácil. La ciudad era internacional, donde vivían diferentes pueblos con sus respectivas lenguas, y según los recuerdos de Zamenhof, las relaciones entre los habitantes eran frecuentemente lejanas a la idea de amistad. El joven Zamenhof iba a la plaza del pueblo donde veía como los diversos grupos étnicos se atacaban unos a otros. Esto influyó en el pequeño Zamenhof, y de niño pensó, que la principal causa de la enemistad entre naciones era la falta de una lengua común. El sueño de una lengua humana le poseyó fuertemente y desde entonces nunca le dejó.

Zamenhof (izquierda, atrás) con compañeros de clase en Varsovia, 1873

En 1865 Ludoviko comenzó sus estudios primarios, y en 1869 comenzaron sus estudios secundarios, donde aprendió lenguas extranjeras. Siempre fue un estudiante aplicado y sus profesores lo vieron con mucha capacidad. En 1873 la familia se trasladó a Varsovia, donde su padre enseñó alemán en un instituto de enseñanza secundaria.

Según los recuerdos de Zamenhof, lo más desagradable era que no veía gente en Varsovia: solo veía rusos, polacos, judíos, etc., y todos se odiaban y todos pensaban en su nación. Ludoviko también se dio cuenta con suficiente antelación de que era judío, porque la política del Imperio ruso no era favorable para los judíos.

Allí, en Varsovia, vió un fuerte antijudaísmo, que lo empujó a unirse al movimiento sionista, aunque desde su más temprana infancia siempre estuvo dominado por el "hombre" y en sus palabras dio toda su vida a una idea principal y un sueño de unificación de la humanidad. Debido a esto, dejó el movimiento sionista con bastante rapidéz, pero siempre sintió pena por la difícil situación de su pueblo.

Con suficiente antelación llegó a la conclusión de que el idioma común en el que estaba pensando constantemente solo podía ser algo neutral, que no perteneciera a ninguna de las naciones que ahora viven, ya que había visto y experimentado celos entre varias naciones y entendió que ninguno de los idiomas nacionales sería elegido por todos los gobiernos como lenguaje común. Cuando en 1873, en el gimnasio clásico de Varsovia, conoció los idiomas antiguos y, fiel a su sueño, comenzó a pensar en revivir uno de esos idiomas para uso común. Pero luego llegó a una firme convicción de que ninguno de los idiomas existentes o que habían existido era adecuado para ese propósito, pero era necesario un nuevo lenguaje artificial. A partir de entonces, no solo soñó con un lenguaje neutral común, sino que también comenzó a participar en su creación.

Lingwe uniwersala

Cuando en el quinto grado del gimnasio, Ludoviko Zamenhof se familiarizó con la gramática inglesa, muy simple en comparación con la gramática griega y latina, esto lo sorprendió y se convenció de que no era necesaria una gran cantidad de gramáticas para el idioma. En su cabeza, ya había un crudo proyecto de su idioma. Comenzó a descartar formas superfluas y pronto llegó a la gramática menor, que no ocupaba más que unas pocas páginas. Esto deleitó a Ludoviko y con nueva energía continuó su investigación, pero el problema de un vocabulario gigantesco le preocupaba.

Un día, las perchas de la tienda le llamaron la atención. Esto es lo que iba a ayudar a resolver el problema: ¡sufijos! Un rayo de luz cayó sobre los terribles vocabularios gigantes y comenzaron a derretirse rápidamente. Incluso las palabras puramente raíz (por ejemplo, "madre", "cuchillo" y otras) con la ayuda de sufijos se transformaron y facilitaron la memorización. Al trabajar en el diccionario, el autor pronto se dió cuenta de que los idiomas actuales poseen una gran cantidad de palabras preparadas que ya son internacionales y familiares para muchas personas. Son un verdadero tesoro para el lenguaje futuro, y él logró usar ese tesoro. Como fuente del diccionario, utilizó una raíz románica-alemana, eligiendo entre las formas más simples e internacionales.

Zamenhof en 1879

En 1878 el idioma estaba casi listo, Ludoviko, de 19 años, lo llamó “Lingwe uniwersala”. Algunos compañeros aprendieron ese idioma. Ludoviko celebró con sus camaradas en la casa de sus padres el nacimiento del lenguaje universal, aunque todavía había una gran diferencia entre el entonces “Lingwe uniwersala” y el Esperanto actual. Este fue el primer período de la lengua.

Al año siguiente, en 1879, Ludoviko viajó a Moscú para comenzar a estudiar en la universidad. Él eligió la medicina como su especialidad. Obviamente, Ludoviko estaba más interesado en los idiomas, pero su padre pensó que un lingüista o un literario eran profesiones desesperadas, que la medicina era un campo más prometedor, y le dijo a Ludoviko que los idiomas no apoyarían a la futura familia. Ludoviko se vió obligado a ceder ante la influencia de su padre y comenzó a estudiar medicina. Hay una leyenda de que el padre quemó el cuaderno con “Lingwe uniwersala”, cuando Ludoviko estaba en Moscú. Quería que su hijo estudiara solo para convertirse en un buen médico.

Lingvo internacia

En 1881, Ludoviko tuvo que regresar a Varsovia, donde continuó sus estudios de medicina. Esto estaba relacionado con la situación financiera del padre. Ya no podía enviar el dinero para el alquiler de la habitación y la subsistencia. Luis tenía hermanos que ya tenían que estudiar, lo que también requería dinero.

En el mismo año, cuando regresó a casa y se enteró de que se había quemado el cuaderno con el “Lingwe uniwersala”, comenzó a ocuparse nuevamente con el idioma internacional, ya que todo lo que necesitaba era su memoria. Aparentemente al principio le entristeció la falta del cuaderno, pero luego se dio cuenta de que la primera versión del idioma era muy imperfecta. Lo que al principio le parecía bastante listo en teoría aún no estaba listo en la práctica. Comenzó a traducir mucho, evitando la traducción literal, a este o aquel idioma y trató de pensar directamente en el idioma neutral. Entonces notó que el lenguaje había recibido su propio espíritu, su propia vida, su propia fisionomía definida y claramente expresada, que ya no dependía de ninguna influencia. Llamó a una nueva variante del lenguaje “Lingvo internacia”. Durante su último año de estudio médico en 1884, el idioma internacional tomó la forma del Esperanto de hoy.

En 1885, Ludoviko partió para una práctica médica en Lituania, donde vivió con su hermana y su cuñado. Allí comenzó a buscar un editor para el idioma, pero tuvo éxito solo dos años después. Al mismo tiempo, también comenzó a especializarse en oftalmología, ya que pensaba que este departamento médico era uno de los más pacíficos y tranquilos. Pronto regresó a Varsovia.

Zamenhof y Klara Zilbernik en 1887

Durante el invierno de 1886-1887, Ludoviko, mientras vivía en Varsovia, conoció a Klara Zilbernik, que vivía con su hermana. Ellos se enamoraron. El padre de Klara era un fabricante de jabón y le dio dinero a Ludoviko para imprimir los libros. Zamenhof decidió usar el pseudónimo de Doctor Esperanto. Pensaba que no era de buena suerte esperar por un médico que dependía del público si veían en él a un hombre que se dedicaba a "cosas secundarias". Más tarde, Zamenhof escribió que sentía que estaba arriesgando toda la tranquilidad futura y la existencia de él y su familia.

De este modo, el año 1887 se volvió muy importante para Ludoviko: el 26 de julio tuvo lugar el nacimiento del Esperanto y el 9 de agosto, el matrimonio de Ludoviko y Klara le fue fiel a su esposo toda su vida.

El nacimiento del Esperanto

El primer libro de texto de Esperanto

El 26 de julio apareció "La Unua Libro", el primer libro de texto de la lengua internacional, ahora llamado Esperanto. El 26 de julio se celebra como el cumpleaños del Esperanto. El nombre original de la obra, en ruso, es Международный языкъ. Предисловіе и полный учебникъ. (“Idioma internacional. Prefacio y libro de texto completo”). La edición original era solo en ruso, pero a fines de 1887 el libro también apareció en polaco, alemán y francés y una segunda edición en ruso. La primera versión en inglés apareció en 1888, mal traducida, y según los informes, el propio Zamenhof dejó de venderla hasta que Richard H. Geoghegan, un irlandés que vivía en Gran Bretaña, volvió a traducir el libro.

El nuevo proyecto lingüístico fue aceptado con gran entusiasmo. A pesar de cierto éxito con el antiguo lenguaje artificial Volapük, que apareció en 1879, el Esperanto encontró seguidores en todo el mundo con bastante rapidez. Y casi de inmediato demostró que es más adecuado para la comunicación internacional debido a su facilidad, lógica y belleza. Para Zamenhof fue una gran alegría sentirse rodeado de personas entusiastas de ideas afines desde entonces. Vió que el lenguaje había cobrado vida, incluso era usado. Ludoviko comenzó a recibir cartas con preguntas, consejos, aprobaciones, y muchas ya habían sido escritas en Esperanto.

Después de un éxito casi inmediato, en 1888 apareció la “Dua Libro” (Dua Libro de l’ Lingvo Internacia), que fue publicado para una descripción del idioma internacional, y el primer libro, escrito completamente en Esperanto. El 1ro de septiembre de 1889, apareció La Esperantisto, el primer periódico en el idioma internacional Esperanto en la ciudad de Nuremberg (Alemania). En muchas ciudades en varias partes del mundo (inicialmente, por supuesto, en la mayor parte de Europa) surgieron los primeros grupos de Esperanto. Se creó un movimiento internacional.

En 1889, Zamenhof, por falta de dinero, se vió obligado a mudarse, dejando a su familia, a la ciudad de Kherson (parte sur de la actual Ucrania), donde no pudo encontrar un trabajo lucrativo. En mayo de 1890 se mudó nuevamente a Varsovia, a donde también llegaron Klara y sus dos hijos, Adam y Sophia, que vivían con el suegro de Ludoviko en la ciudad de Kaunas (ahora Lituania). Después de medio año, la familia finalmente se reunió. Pero el problema de dinero iba a perseguir a Luis por mucho tiempo.

El idioma Esperanto se hizo cada vez más popular, y Zamenhof estableció correspondencia con muchos esperantistas recién aparecidos de varios países. Esa correspondencia requería mucho tiempo y mucho dinero. La situación financiera empeoró nuevamente y Ludoviko tuvo que mudarse nuevamente, ahora a Grodno, donde después de un tiempo trajo a su familia. Vivieron allí hasta 1898 cuando toda la familia finalmente regresó a Varsovia.

Zamenhof no solo estaba preocupado por el lenguaje. Por supuesto, correspondía mucho, leía y escribía mucho en Esperanto, escribía libros y artículos, pero también logró encontrar tiempo para expandir su conocimiento en medicina. Por ejemplo, en 1897 fue a la universidad de Viena por segunda vez para perfeccionarse en la oftalmología.

En Varsovia vivió en una calle pobre de un barrio judío, donde permaneció hasta la Primera Guerra Mundial. Trabajó como oftalmólogo, y los precios de sus consultas en comparación con los otros médicos de la ciudad eran muy bajos. Zamenhof a menudo admitía pacientes gratis si veía que no tenían dinero y vivían en la miseria. Se convirtió en un verdadero médico popular porque muchas personas solo podían acudir a él, debido a sus bajos precios. Zamenhof se vió obligado a trabajar días y noches enteros que dedicó al Esperanto. Así vivió hasta su muerte, muy modesta y pobremente.

El primer congreso

Zamenhof en el primer Congreso Universal de Esperanto en Boulogne-sur-Mer

Desde 1898, ha aparecido mucho trabajo para el Esperanto, que se ha extendido a muchos países. El resultado de esta propagación fue la aparición de congresos universales. En 1905 en Francia, en la ciudad de Boulogne-sur-Mer, se celebró el primer Congreso Universal, al que asistieron 688 personas de 20 países, incluido el creador del idioma. Tuvo lugar del 5 al 12 de agosto. El Dr. Zamenhof pronunció un largo discurso. Para él, ese momento fue uno de los más bellos de su vida. Estaba muy emocionado. Ahora tenía la prueba de que el Esperanto podía ser hablado con fluidez y fácilmente entendido por los pueblos más diferentes. En total, Ludoviko Zamenhof logró participar en nueve congresos, el décimo en 1914 fue cancelado debido al estallido de la Primera Guerra Mundial. Su esposa Klara siempre acompañó a su esposo, por lo que también participó en todos los congresos.

A medida que crecía la popularidad del idioma, varias propuestas para reformar el Esperanto aparecieron casi desde el comienzo de su existencia. Al principio, democráticamente, Zamenhof los escuchó a todos e informó con un fiel cuidado en el periódico La Esperantisto. Pero pronto, a medida que surgían más y más propuestas, el creador del lenguaje se dio cuenta de que muchas de las propuestas se contradecían. Él también tenía experiencia y entendió claramente que lo que se ve hermoso en teoría puede ser lo contrario en la práctica. Y algunas propuestas que satisfacen a una parte de los esperantistas podrían ser rechazadas por otros esperantistas.

La Fundación del Esperanto

Zamenhof se negó a cambiar el Esperanto y en ese hecho la mayoría de los esperantistas apoyaron su decisión. Nunca reclamó sus derechos sobre el idioma. Escribió que no quería ser un creador del lenguaje, pero sí quería ser un iniciador. Zamenhof pensó que había creado una base, pero el resto debía ser creado por la sociedad humana y por la vida como en todos los idiomas vivos. Él creía que el Esperanto debería vivir, crecer y progresar de acuerdo con las mismas leyes que todos los idiomas vivos. Por esta razón, en 1905 fue aceptado el Fundamento de Esperanto, un documento importante inviolable que nadie tiene derecho a cambiar. Sin embargo, las ideas y propuestas para cambiar el idioma permanecieron, lo que en 1907 condujo a una grieta en el movimiento esperantista y al surgimiento del Ido. Este fue un golpe doloroso para Zamenhof, pero naturalmente modesto y pacífico, siempre trató de aliviar todos los conflictos que lo rodeaban y nunca mostró hostilidad hacia sus detractores. Incluso para el que lo traicionó más cruelmente, Louis de Beaufront (creador del Esperanto reformado bajo el nombre de "Ido"), quería ayudar hasta el final y escribió una carta sorprendentemente indulgente para él.

Fin de la vida de Zamenhof.

Tumba de Zamenhof en Varsovia

La Primera Guerra Mundial se convirtió en un gran golpe para Zamenhof, para un hombre que consideraba a la humanidad como "una gran familia". No pudo participar en el 11no Congreso Universal en los Estados Unidos, al igual que otros esperantistas europeos. Debido a la guerra no pudieron viajar a América. Su condición se deterioró y el Dr. Zamenhof ya no podía trabajar todo el día. Su hijo Adam asumió gran parte del trabajo. En agosto, un ejército alemán ocupó Varsovia. La familia de Zamenhof se separó y Ludoviko ni siquiera tuvo la posibilidad de mantener correspondencia con sus familiares (por ejemplo, con su hija), pues no estaban en Varsovia.

El 14 de abril de 1917 murió Zamenhof. Hasta su muerte trabajó duro para el movimiento y para el idioma. El destacado esperantista Gaston Waringhien describió de este modo a Zamenhof en su libro "1887 kaj la sekvo…":

Era tímido frente al público y no estaba dispuesto a las ceremonias oficiales, a las que asistía solo por su condición de creador del Esperanto. Fue una de esas raras personas que desempeñó un importante papel internacional, y sin embargo no tiene nada que temer de la publicación de su correspondencia: revela solo su cortesía innata, su profunda sinceridad y su alto sentido de la justicia.

No era un orador, hablaba en voz baja y suave. Fumaba mucho, especialmente cigarrillos. Ya en 1900 sufría de una debilidad en su corazón débil y falta de pulso en los pies. Por lo tanto, cuando sus ingresos hicieron esto posible, visitó las ciudades de baño alemanas en el verano.

Pero las características más importantes de su personalidad fueron la fuerza de voluntad por medio de la cual sacrificó todo por sus ideales, y la obstinación paciente por la cual superó todos los obstáculos para su realización. Y sacó esa fuerza de voluntad y paciencia del amor verdaderamente inconmensurable que lo instó a traer, con toda la fuerza de su cuerpo y espíritu, algún consuelo a esa humanidad cegada física y moralmente en el cumplimiento del antiguo oráculo: "Consuela, consuela a mi pueblo! "

Fuentes